En el mundo de la publicidad, pensamos que casi todo está ya descubierto y que no hay nada que podamos hacer para diferenciarnos de nuestra competencia a través de un anuncio publicitario que puede estar por ejemplo en una valla publicitaria.

Pero esto no es cierto, en verdad existen muchas formas y maneras distintas de poder crear una estrategia de marketing y diseño que haga diferente nuestro anuncio del que tenemos al lado. Para ello es recomendable seguir una serie de indicaciones que nos haga destacar:

  • CREAR UN ESTILO PROPIO. Es importante tener clara esta idea desde el principio, ya que deberemos encontrar  un estilo que se identifique con nosotros y que podamos llevarlo a cualquier soporte publicitario.
  • SEGUIR EL ESTILO EN LOS DIFERENTES SOPORTES. Cuando hayamos conseguido crear un estilo tanto en diseño como en colores, es aconsejable que lo mantengamos en los distintos medios publicitarios utilizados, ya que esto trasmitirá una sensación de unidad que los clientes identificarán sólo con nosotros, y no con la competencia. Si utilizamos distintos diseños para los diferentes soportes conseguiremos el efecto contrario, y es que el cliente se sentirá confundido.
  • LA IMPORTANCIA DEL COLOR. Hago hincapié en los colores porque a través de ellos conseguiremos casi todo el éxito de la campaña, trasmiten sensaciones sin necesidad de que el lector reconozca más símbolos ni mensajes de texto. Los colores son muy utilizados para conocer la psicología interior de reacción de las personas ante un estímulo, y los colores han sido utilizados incluso por los psicólogos para provocar sentimientos en las personas. Veamos algunos ejemplos de lo que pueden provocar los colores:

Amarillo: es capaz de conseguir el estado nervioso en las personas, estimularles mentalmente.

Verde: en este caso lo que provoca es relajar ese nerviosismo de nuestro cuerpo.

Azul: calma las pulsaciones del corazón.

  • CREAR IMPACTO EN LOS DEMÁS: el anuncio debe conseguir que el lector o cliente se sorprenda y capte su atención de forma inmediata.
  • COMUNICAR UNA IDEA: da igual si han sido los colores los que han llevado al cliente a visualizar tu anuncio, se trata de ahora comunicarles y trasmitirles una idea, tu idea.
  • DESPERTAR INTERÉS: Una vez que hemos captado la atención de los posibles clientes es cuando tenemos apenas unos segundos para convencerles de que tenemos algo que les interesa, un producto o servicio que necesitan y que no podrán vivir sin él.
  • RECORDAR EL MENSAJE: Ya está, ya tienes un cliente que va a consumir tu producto, pero ¿qué pasa si querer hacerlo es algo que dura un momento? Quizá no le estás poniendo las cosas fáciles para que recuerde tu anuncio y su mensaje. El mensaje debe ser sencillo y directo, fácil de recordar.

Y éstos son algunos de los consejos para conseguir darle personalidad a tu publicidad, hay muchos más y más adelante profundizaremos en algunos de ellos.