El mensaje que nos planteamos a la hora de diseñar nuestro anuncio es importantísimo para que el mismo tenga éxito. Cuando la valla publicitaria es el medio que utilizaremos para promocionar nuestro negocio, nos planteamos las siguientes preguntas:

¿En qué consistirá nuestro mensaje?

Está claro que no es algo sencillo elegir el diseño que aparecerá en nuestro anuncio, queremos que cause sorpresa, que sea original, que se quede en la memoria de los clientes… para ello nuestro mensaje deberá tener:

Un buen Slogan: la mayoría de las vallas publicitarias serán vistas desde un coche, por lo que es muy importante simplificar los valores de nuestra empresa y el mensaje que queremos transmitir a nuestros clientes en apenas una frase, que debe ser:

BREVE, la esencia de lo que queremos transmitir en muy pocas palabras.

RECORDABLE, debemos tener en cuenta que las grandes marcas tienen un eslogan que el cliente tiende a retenerlo en la memoria con facilidad.

IMPACTANTE, debe causar algún tipo de sentimiento en la persona que lo lee, la creatividad y la originalidad serán buenos aliados para conseguir este impacto.

¿Qué importancia le doy a la imagen?

Debe ser una imagen única: debemos encontrar una imagen que sorprenda a nuestro público, que sea creativa, original, que llame la atención y cause un cambio en el gesto de la persona que la ve.

La imagen es muy importante en las vallas publicitarias, a través de ella podremos expresar lo que es nuestra empresa, podremos transmitir sensaciones como por ejemplo la Seguridad en una empresa de venta de coches o la sed en un anuncio de bebidas.

¿Y si opto por una imagen sin mensaje?

Pues eso depende de muchas cosas, debes tener en cuenta que hay imágenes que expresan perfectamente un mensaje sin necesidad de texto, pero hay otro tipo de negocios que precisan de palabras para conseguir lo que quieres.

Lo que sí está claro es que son infinitas (cada vez más) las campañas publicitarias que se están decantando por esta opción, y el resultado de muchas de ellas es el esperado o incluso mejor.

¿Y si mi anuncio no cumple todo esto?

Las carreteras están llenas de vallas publicitarias que intentarán captar la atención de las personas que pasen por allí, por lo tanto, nuestro anuncio debe reunir la mayor cantidad de cualidades posibles para que el cliente termine descartando los demás y visualizando el tuyo. De lo contrario, será más difícil que nuestro anuncio funcione.

Ahora que la publicidad la encontramos a todas horas y en cualquier lugar, el cliente es capaz de seleccionar lo que le interesa de lo que no, por eso cada vez es más importante la innovación en este medio, por lo que lo mejor es acudir a un profesional que consiga lo que quieres y en el momento que quieres.