El diseño web está en constante cambio y requiere de un conjunto de estrategias para que nuestra página sea un gran vendedor de los servicios que ofrece al consumidor. Así pues debemos captar el interés de nuestro público y que la navegación que realice en nuestra página sea fluida y no ocasione impedimentos. Me refiero a que las páginas no carguen muy lentas y que el sitio web sea lo más dinámico e interactivo posible. Partiendo de estos requisitos mínimos para diseñar tu página web también existen una serie de consejos que no puede perderte si deseas el éxito de tu blog empresarial o personal.

  1. Disposición limpia y fácil: es esencial que nuestra página web posea un orden de sus contenidos y mantenerla lo más limpia posible. Un estilo minimalista puede ser la solución a tu problema si observas que tus visitantes no duran mucho tiempo navegando en tu página web. Evita saturar la página de demasiadas fotos, iconos, banners y en general de una sobredosis de información.
  2. La jerarquía visual: se ha demostrado que utilizando técnicas de jerarquía visual el éxito de tu página web aumenta exponencialmente. Así pues según diversos estudios nuestros ojos se mueven de arriba abajo y de izquierda a derecha (por tanto lee los contenidos en forma de Z) y esto es un dato interesante para saber ubicar nuestros artículos o lo que nos interese en estos lugares para que capten la atención de nuestro público.
  3. Colores y fondos: los colores de tu página web son la representación visual de tu empresa o marca por tanto debemos elegir sabiamente qué queremos transmitir visualmente a nuestro público. Si posees una imagen corporativa que apoye tu marca lo ideal es utilizar sus colores y fondos ya que así ayudamos a retener la imagen de nuestra empresa más fácilmente en la mente del consumidor.
  4. Imágenes y texto: utiliza para tu sitio web imágenes de alta calidad pero en una cantidad moderada ya que no queremos abrumar a nuestro público con demasiado contenido. Por otro lado el texto que utilicemos debe ser fácil de leer y que los lectores no tengan que entrecerrar sus ojos para leerlo. Debe poseer máximo tres fuentes distintas y que el tamaño de esta no sea muy pequeño.
  5. Optimiza el rendimiento en su versión móvil y tableta: en los tiempos actuales poseemos una gran variedad de dispositivos aparte de nuestros ordenadores con los que podemos acceder a Internet sin ningún tipo de problema, cada uno de ellos con sus funcionalidades. Debemos adaptar nuestra página web en dispositivos móviles y tabletas si queremos diseñar una página web corporativa exitosa y con buen rendimiento.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Como apoyo a todos estos consejos te recomendamos que también utilices herramientas que tengas a tu disposición para medir los resultados obtenidos y saber qué es lo que funciona en nuestro sitio web y poder así diseñar una página web competente y a la altura de nuestros competidores.