El caso más alarmante en materia de Protección de Datos

La información personal se ha convertido en los últimos años en el tesoro más valioso para las compañías, siendo comercializado por gigantes tecnológicos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El 2018 fue un año marcado por la información personal, desde la promulgación de la nueva Ley de Protección de Datos (RGPD), hasta numerosos escándalos por la difusión de datos personales como: Cambridge Analytica. Asimismo se produjeron alarmantes ataques a la base de datos de grandes empresas.

La información personal se ha convertido en los últimos años en el tesoro más valioso para las compañías, siendo comercializado por gigantes tecnológicos.

 

Facebook: El mercader de datos

Para nadie es un secreto que como usuarios Facebook le damos información personal de manera consentida. Sin embargo, cuando facilitamos esa información, que muchas veces también la proporcionamos en tiendas físicas, no le estamos dando derecho a la red social de Mark Zuckerberg de “vender” a otras empresas nuestra información personal. Pues bien, Facebook ha usado su base de datos para ofrecer mejores productos publicitarios a las empresas, obteniendo ingresos.

Después de que la mayor red social se vio afectada en marzo por el uso inapropiado de los datos en el escándalo de Cambridge Analytica, regresa a las portadas de la prensa por dar acceso a la información personal de sus usuarios  a empresas como: Microsoft, Bing, Netflix y Spotify, Amazon…

 

¿Qué datos estamos dispuestos a compartir?

Según el informe de Selligent, los clientes están más dispuestos a compartir sus datos, pero por un servicio personalizado:

  • 72% dirección de correo electrónico.
  • 69% nombre de pila 67% sexo.
  • 27% ubicación.
  • 4% información de contacto de familia y amigos.

 

Los cambios: LOPD VS RGPD

El 25 de mayo de 2018 entró en vigor, el nuevo reglamento de Protección de Datos que va dirigido a todos los que traten datos personales y estén dentro de la Unión Europea, pero ¿qué son los datos personales? Pues, cualquier información que se relacione con un individuo en concreto: nombre y apellido, teléfono, dirección IP, correo electrónico asociado al nombre completo, número de DNI y la identificación por medio de las cookies…

Los nuevos cambios permiten a todos los ciudadanos tener un mayor control de sus propios datos.

  1. Mayor alcance territorial: La nueva Ley de Protección de Datos se aplica a todas las empresas que traten datos de residentes de la Unión Europea.
  2. Consentimiento: con la LOPD era un consentimiento tácito, pero con la RGPD, se pasa a un consentimiento inequívoco. Es decir, las empresas deben informar y tener el consentimiento de los usuarios, así como ofrecer la posibilidad de retirarlo de forma fácil.
  3. Notificación de incumplimiento: si se produce un extravío de los datos debe de ser reportado a los titulares y a los estados miembros.
  4. Derecho de acceso: Los titulares de los datos tienen derecho de conocer la finalidad para que serán tratados
  5. Derecho al olvido: los usuarios tienen el derecho a que se eliminen todos los datos
  6. Privacidad por diseño: la privacidad debe ser por defecto y no como una opción adicional.
  7. Penalización: las sanciones antes eran de 900 a 600 mil euros, ahora las empresas pueden ser multadas con hasta 4% de la facturación anual o 20 millones de euros por infracciones graves.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Más contenido interesante

El caso más alarmante en materia de Protección de Datos

Deja un comentario