La libertad de expresión no es negociable. Hoy no podemos empezar con un “Hola”, ni con un “Buenos días” … Hoy solo podemos decir que nos duele.

Aquí empieza nuestro post semanal:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y aquí acaba.