Aún encontramos a personas que se empeñan en diferenciar marketing online y offline cuando en realidad son dos maneras de comunicarse y llevar a cabo una publicidad que conduce al mismo objetivo: “atraer clientes”.

Para conseguir que los clientes lleguen a tu plataforma online no solamente es necesaria una estrategia basada en modos de contacto con tus clientes a través de Internet, sino que puedes hacer que lleguen hasta tí o tu empresa de la manera tradicional: con publicidad offline.

Y eso mismo pasa también al contrario, cuando lo que queremos es llevar a nuestros clientes hasta nosotros podemos utilizar la publicidad basada en plataformas como la radio, la televisión, el correo ordinario, los flyers, la publicidad exterior a través de vallas publicitarias y otros muchos más.

Es necesario saber que la publicidad online y la offline no son tan enemigas como parecen, todo lo contrario, ambas nos van a ayudar a perseguir lo que ambas tienen en común, entre otras cosas las siguientes:

  1. Mínimo coste, Máxima rentabilidad.

 

En este punto quizá el marketing online pueda ofrecer un menor coste en su conjunto, podemos llegar a un número ilimitado de personas rentabilizando al máximo cualquier mínima estrategia seguida a través de Internet. Pero al contrario de lo que pueda parecer, la publicidad tradicional aún sigue siendo una potente arma para conseguir un público adecuado para los negocios, y el coste no es tan elevado teniendo en cuenta los beneficios que te pueda aportar. Recuerda que la publicidad tradicional se encuentra en los lugares estratégicos para atender las necesidades que puedan surgir a los clientes, y eso es un arma a tu favor.

 

  1. 2.      Atracción de clientes.

Tanto en el caso del marketing online como en el de publicidad offline, el objetivo principal es la conversión de clientes potenciales en clientes reales, y cada una de ellas utiliza herramientas diferentes para conseguirlo. En el caso de la publicidad a través de la Red, la utilización del posicionamiento web (SEO) es fundamental y realmente imprescindible. Cuando hablamos de publicidad tradicional, el mensaje a trasmitir, el tono de voz en el caso de medios como la radio y una buena imagen si nos referimos a vallas exteriores y televisión será lo que deberemos tener en cuenta.

  1. 3.      Fidelidad.

Casi tan importante o más es que una vez hemos atraido a nuestros clientes hasta nuestra empresa, poner los medios necesarios para que permanezcan fieles a los servicios o marca que les ofrecemos. Y esto también se puede conseguir con los dos tipos de publicidad, cualquier profesional puede aconsejarte sobre las estrategias en las que debes basarte para diferenciar una campaña de captación y la de fidelización.

 

Como ves, si queremos conseguir nuestro principal objetivo cuando seguimos un plan de marketing, es conveniente informarnos sobre las distintas formas de dar a conocer nuestro producto. Por eso, una mezcla de todas las plataformas posibles es ideal para llevar a cabo la campaña ideal de publicidad.