¿Vas a empezar a trabajar desde casa? Pues desde aquí te vamos a dar las claves para que tengas a mano todo lo que necesitas y sepas cuáles son los materiales que no pueden faltar para que puedas desempeñar tus tareas con éxito y sin interrupciones que te hagan perder el tiempo.

Necesitas contar con un ambiente cómodo que mejore tu productividad y te permita una comodidad en el trabajo, pero para ello deberás contar con todo lo que te detallamos a continuación:

  1. Espacio

Una habitación para convertirla en despacho, eso se traduce en un sitio exclusivo para trabajar, no podemos  hablar aquí del salón donde ves la televisión ni el dormitorio donde duermes por la noche. Procura que sea un cuarto tranquilo, alejado del ruido que pueda desconcentrarte de tus tareas.

  1. Ordenador

Es importantísimo, quizá sea el elemento más imprescindible de cualquier persona que trabaja desde casa, por su alto rendimiento y porque prácticamente todas las tareas las podrás realizar desde ahí. Tú decides si lo que quieres es un portátil o un ordenador de sobremesa, todo eso depende de tus necesidades de movilidad.

  1. Conexión a Internet

Se ha convertido en algo necesario estar conectado a la red para trabajar, asegúrate de tener contratada una buena conexión que te proporcione rapidez en la producción y que no se convierta en un impedimento la lentitud o las frecuentes interrupciones.

  1. Impresora

¿Qué sería de una oficina sin impresora? No es necesario que tengas una profesional (a no ser que realmente la necesites) basta con que no te dé problemas continuamente y que los cartuchos no te generen un gasto innecesario. La impresora será junto al ordenador, dos de los materiales más imprescindibles que encontramos en la oficina en casa.

  1. Mobiliario

Una estantería para los archivos y libros, una mesa ancha que te permita más espacio una vez instalado el ordenador para poder realizar anotaciones a mano y sentirte con espacio para moverte y no agobiarte.

Algo que no debes pasar por alto es la silla donde vas a pasar tiempo trabajando, debe ser cómoda y sobretodo, diseñada para pasar horas sentada en ella, que te permita tener la postura correcta sin dañar tu espalda y así poder trabajar sin que el cansancio y los dolores de cuello sean tu peor enemigo.

  1. Comunicación

El teléfono, fijo o móvil, eso ya depende del uso que le vayas a dar, pero es importante estar comunicado con el mundo exterior para todo lo que no puedas organizar desde ahí. Si está dentro de tus posibilidades procura separar el trabajo de lo personal teniendo un teléfono para cada cosa, es importante saber separar ambas.

  1. Kit de material de oficina

Todo esto pueden ser: clips, carpetas, archivadores, post-it, bloc de notas, bolígrafos, subrayadotes e infinidad de herramientas que te ayudarán a organizarte de mejor manera y que te facilitarán todo el trabajo.

  1. Luz

Por último, deberás contar en la medida de lo posible con una buena iluminación, es importante trabajar con luz para no dañar tu vista. Intenta contar con una luz natural y que la pantalla de tu ordenador esté bien situada para no verse reflejada.

 Y hasta aquí las herramientas imprescindibles para poder tener una oficina en casa, a todo esto le puedes añadir tu toque personal, ya sea con la alfombrilla de ratón de tu película favorita o con un portarretratos con la foto de tu familia, pero eso ya depende de ti.