Manchego afincado en Madrid desde la década de los 90, es dibujante, actor y cómico español. Estudió Bellas Artes en la Facultad de Cuenca, licenciándose en la materia. Una vez finalizados sus estudios superiores, decidió presentarse a las oposiciones de dibujo, apoyado por su madre y…suspendió.

Un no que le abrió la puerta a muchos SÍ. Con una maleta cargada de ilusiones, explica el actor, se mudó a Madrid  para buscarse la vida. El destino es caprichoso, y la capital tenía muchas sorpresas preparadas para él…

Trabajó durante 3 años, que define como maravillosos, hasta que la televisión se cruzó en su camino y ya nada volvió a ser lo mismo, afirma el diseñador.

Su carrera artística comenzó de la mano de Paramount Comedy en la que hacía monólogos cómicos. Poco tiempo después, le encargaron hacer un programa de sketch que decidieron llamar “La hora Chanante”. Dirigió este espacio durante cinco años en compañía de Julián López, Raúl Cimas, Carlos Areces o Ernesto Sevilla.

Su siguiente alto en el camino sería “Muchachada Nui” en la 2 de TVE, un programa muy parecido a “La hora Chanante”, que también resultó ser un éxito con el que cosecharon buenas críticas y una buena legión de seguidores. Un humor que los actores definen como absurdo pero al que ningún auditorio puede resistirse en desternillantes risas.

Tras cuatro años de felicidad, el actor aterrizaba en NEOX a las ordenes de Ernesto Sevilla para crear “Museo Coconut” una sitcom que Joaquín califica de “despiporre” y en la que `se encuentra trabajando en la actualidad.

Por otra parte, colabora en el programa “Hoy por Hoy” de la cadena SER y en “YU”: “No te pierdas nada” de los 40. Además de actuar, dibujar y hacer reír al personal, el manchego también escribe y lo hace en la revista “Cinemania” y en el suplemento de Smoda y dibujo para la revista “Rockdelux”.

Hoy está aquí en Murcia, en la que impartirá una conferencia y donde nos ha mostrado sus últimos trabajos, en la sala de las caballerizas: “Nunca tanto por tan poco”.

Por todo esto, tengo razones suficientes para pensar que nunca un suspenso tuvo tanto éxito…