Cualquier empresa que vaya a ser anunciada al público en general y que necesite iniciar una nueva campaña en los diferentes medios publicitarios, necesita empezar por una base sobre la cual pueda basarse la agencia de publicidad y que les va a servir para planificar lo que será la posterior campaña de la empresa o producto.

Esa base es lo que en publicidad llamamos briefing, que traducido del inglés al español sería “sesión de información” y que es exactamente eso, la información que la empresa debe aportar para que podamos adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes.

En él deben constar algunos aspectos fundamentales que deben quedar claros desde un primer momento, como por ejemplo:

  1. Descripción: debe plasmar toda la información sobre su producto o empresa para que la agencia conozca cada uno de los puntos clave a analizar
  2. Objetivos: toda empresa que desea obtener unos beneficios debe plantearse unos objetivos que cumplir, y esos son los que tiene que conocer la agencia. Si no los dejamos claros desde un principio, la campaña no podrá adaptarse a una meta final y por tanto estaremos ante una aventura sin rumbo. Eso sí, los objetivos planteados por los clientes deben ser reales, es decir, dentro de las posibilidades del producto, ya que si marcamos unas metas erróneas, nunca llegará a conseguirlos.
  3. Brevedad: lo que necesita la agencia son las pautas expresadas de forma concreta, sin dar rodeos en las explicaciones y sobretodo sin dar lugar a dudas en una interpretación errónea.
  4. Formato: lo ideal es que el modo en que sea presentado el briefing sea por escrito. De cualquier forma, lo correcto es que el cliente mantenga una reunión con la agencia y hablen sobre todo lo que ambos consideran importante que quede analizado, y de ahí poder sacar conclusiones e ideas para llegar al objetivo perseguido.
  5. Competencia: sería extremadamente útil que quedara plasmado en esa reunión quiénes consideramos competencia directa con nuestra empresa  o producto, de esta forma podremos atacar directamente a los puntos fuertes que la empresa tiene en enfrentamiento con ellos y enfatizarlos para convertirlos en diferencias destacables hacia nuestros clientes.

 

No obstante, el briefing es sólo el primer paso a seguir en el inicio de una campaña publicitaria, pero como ya decimos, eso es sólo el comienzo. Una vez que esta parte ya ha concluido deberemos seguir otras pautas de las que hablaremos más adelante como son:

  • Precampaña
  • Campaña
  • Análisis de resultados

La planificación de una campaña de publicidad es muy importante si queremos crear una imagen ante nuestros clientes, en ella quedarán plasmados todos los puntos clave que harán de nuestro producto o empresa diferenciarse de los demás y conseguir así los resultados que harán crecer las estadísticas y números de nuestra empresa.